Soyunamarca

Y si nos quedasemos sin Internet?

13 marzo, 2009

¿Qué pasaría si, de repente, nos quedasemos sin Internet? ¿Y si móviles? No más correo electrónico, no más Facebook, no más Messenger, no más Google, no más Twitter, no más compras online, no más viajes planificados y contratados por nosotros mismos, no más videos, no más descargas… Estamos tan acostumbrados a trabajar con Internet que me pregunto que pasaría si un día, Internet ya no funcionase. ¿Habríamos aprendido algo de nuestra experiencia?

Recuerdo que de pequeño, para quedar con alguien había que ir a su casa a buscarlo o quedar a una hora en un determinado lugar sin necesidad de confirmarlo por email o SMS. Hoy en día quedamos por Facebook, Messenger o Email y lo confirmamos por SMS o una llamada rápida diciéndo: “que ya voy!”.

Hay negocios que no podrían exisitir, ahora dependeríamos de las Agencias de Viajes para contratar nuestras escapadas, nos acercaríamos a las tiendas y les pediríamos el libro tal y, al no tenerlo en stock, tendríamos que esperar varias semanas para volver a la tienda a buscarlo. ¿Cómo contactaríamos con antiguos amigos del colegio? Ya no hay Facebook, tendríamos que hacer de detectives, volver a su casa y que nos digan donde se mudó su familia o, simplemente, buscar en el primer google analógico: “Las páginas amarillas“, donde podríamos buscar Fontaneros, electricistas,… claro, ya no tendrían página web.

Los trabajos de documentación serían más engorrosos, tendríamos que visitar Bibliotecas, al Instituto Nacional de Estadística, entrevistarnos con expertos, etc. Y todo para conseguir una información que podrías encontrar en un Blog en 4 clicks.

El posicionamiento web en buscadores ya no tendría sentido, habría que encontrar un buen local en la mejor calle o centro comercial de la ciudad para que te encuentren o recurrir a la publicidad tradicional unidireccional.

Pero, ¿y lo que hemos aprendido? Con Internet vino la conversación global, poder hablar con las marcas de tú a tú y saber que cuentan contigo (al menos algunas) para mejorar sus servicios. ¿Aplicaríamos esto al marketing tradicional de tener que hacerlo? Y, si es así, ¿por qué nadie aplica esta comunicación 2.0 a la comunicación tradicional?

En definitiva, no tengo ni idea como hemos sobrevivido tanto tiempo sin Internet. 😛