[…] Declara la Guerra a un Enemigo. Sin Enemigo no hay conflicto, ya escribimos sobre ello en el post: “Tu marca necesita un Enemigo“. […]

Responder