Soyunamarca

Marketing: innovar o morir

6 mayo, 2011

Todo el mundo conoce la importancia que tanto el Marketing como la Innovación tienen para cualquier empresa en la actualidad, pues son dos aspectos fundamentales para crecer en el competitivo mercado en el que nos encontramos. Ahora más que nunca, y debido a la crisis que sigue persiguiéndonos, hay que tomarse muy en serio la frase de “Innovar o morir”, aunque  la frase original realmente sea “Renovarse o morir”  jeje. Creo que es necesario hacer hincapié en la estrecha relación que hay entre ellos y en cómo un desarrollo conjunto de ambos puede desembocar en determinadas estrategias o soluciones que permitan abordar el mercado de manera más óptima y eficiente.

Existen multitud de definiciones para cada uno de ellos…Cada “gurú” tiene la suya, y todo el mundo trata de expresar los mismos en función de su experiencia profesional o con el objetivo de diferenciarse de las dadas por el resto. Para mí (y para nada soy un “gurú”), las definiciones más apropiadas y completas de ambos conceptos son las siguientes:

Marketing: “Es una función de la organización y un conjunto de procesos para crear, comunicar y entregar valor a los clientes, y para manejar las relaciones con estos últimos, de manera que beneficien a toda la organización y a sus stakeholders (grupos de interés)”. (Definición de la A.M.A)

Innovación: “Es el proceso en el cual, a partir de una idea, invención o reconocimiento de una necesidad se desarrolla un producto, técnica o servicio útil y es aceptado comercialmente”. (Definición de Sherman Gee)

Como bien puede observarse en estas dos definiciones (que he tomado prestadas), Marketing e Innovación se necesitan mutuamente. Para alcanzar éxito en el mercado deben aunar fuerzas y desarrollar sinergias de manera constante. Un simple proceso que muestra esta estrecha colaboración sería el siguiente:

1- El Marketing se encarga de identificar una necesidad concreta a cubrir en el mercado. Es decir, busca aquello que el mercado demanda y que actualmente nadie se lo ofrece, o simplemente no sabe como ofrecérselo (aquí es cuando entra en acción la Innovación).

2- La Innovación idea, inventa o conceptualiza el producto, servicio o tecnología capaz de cubrir esa necesidad y aportar valor en el mercado, para lo que lleva a cabo un “estudio del arte” sobre la innovación que se desea aplicar. Puede ser que la idea que se tenga para cubrir esa necesidad ya se encuentre inventada (en este caso dejaría de ser innovación), por lo que es necesario investigar para descartar esta posibilidad y dar con aquel producto, servicio o tecnología que no se le ha ocurrido a nadie todavía (y eso incluye a todo el mundo..no solo a España jeje).

"Marketing e Innovacion"

3- Una  vez identificada la innovación a desarrollar y definiendo de manera más exhaustiva la necesidad a cubrir en el mercado a través de dicha innovación, el Marketing se encarga de analizar el mercado objetivo al cual se va a dirigir y estudia el mismo para verificar su potencial de demanda y las características que lo definen. La idea quizás es muy buena pero…¿realmente tiene un mercado definido? ¿Es ese mercado potencial? Una vez en el mercado, ¿lo va a comprar alguien? Esto es lo que trata de corroborar el Marketing.

"Marketing e Innovación"

4- Posteriormente, la Innovación define y desarrolla las características técnicas y funcionales del producto, servicio o tecnología ideada para tratar de cubrir la necesidad concreta, de manera que quede perfectamente conceptualizada. Hay que elaborar un producto, servicio o tecnología que se adapte a las características de los usuarios que la van a utilizar. No sirve de nada si es algo complejo que más que dar facilidades o cubrir una necesidad se convierta en un problema.

5- Por último, para una introducción óptima de cualquier innovación en el mercado, es fundamental garantizar su aceptación comercial por parte de los usuarios a los que va dirigida. En este sentido, el Marketing se encargará de desarrollar estrategias adecuadas para abordar e introducirse en el mercado, elaborar un proceso de comercialización eficiente y confeccionar un plan de comunicación integral.

El fin último de todo este proceso, donde Marketing e Innovación trabajan de manera creativa, conjunta e integrada es “cubrir una necesidad concreta en el mercado aportando un valor claro y diferencial que consiga SATISFASCER AL CLIENTE“, ya que sin esta satisfacción nunca sería posible el éxito comercial de cualquier producto, servicio o tecnología, tan necesario para su desarrollo sostenible en el mercado y, por tanto, para la empresa encargada de su comercialización. Conclusión…ahora más que nunca hay que “innovar o morir”.