Soyunamarca

La Fotografía como reflejo del Territorio y la Personalidad de una Marca

11 febrero, 2014

Indudablemente, todos tenemos ya muy clara la fuerza comunicativa, creativa y visual que caracteriza a las imágenes, y más concretamente a la fotografía. Esto no sólo se aplica en un sentido artístico, si no que para los que nos relacionamos con el mundo de branding, la fotografía se convierte en un elemento primordial a la hora de expresar visualmente la personalidad de una marca y el territorio en el que ésta se posiciona.

A fin de cuentas, una marca bien construida, se constituye a través de un conjunto de valores que giran en torno a una personalidad propia y única; una característica diferenciadora y que además la humaniza. Pues bien, ¿qué mejor forma de transmitir al mundo cómo es nuestra marca, que a través de las imágenes y fotografías que utilizamos y compartimos desde ella?

En este sentido, es lógico deducir que cualquier tipo de imagen o fotografía no nos va a servir para cumplir esta función. Según esos valores intrínsecos a nuestra marca y las emociones que queramos transmitir, nuestras fotografías adquirirán una temática e incluso unos matices estéticos diferentes, para comunicar el mensaje adecuado en cada momento.

¿Y en qué nos basamos a la hora de elegir o crear estas imágenes? Hay que recordar que en todo lo que concierne a nuestra marca, no podemos dejar de ser coherentes. Por eso, principalmente nos basaremos en nuestro “Territorio de Marca”, es decir, trabajaremos con la imagen en función del espacio competitivo en que nos hayamos situado. Un espacio donde priman una serie de atributos y valores concretos, que definen a su vez cómo adaptarnos a las necesidades y exigencias de nuestro público. Si nuestras imágenes y fotografías expresan claramente el territorio en el que nos hayamos, nunca perderemos dicha coherencia. Por lo tanto, podemos entender que la fotografía es una de las formas más potentes y creativas de mostrar toda la esencia de nuestra marca; así, a través de ella también nos definimos y provocamos una percepción determinada en las personas.

Algunos ejemplos

Nike: Competitividad y superación

La marca Nike se ha construido sobre un pilar claro: la competitividad, la capacidad que tienen las personas de superarse. Así, tanto sus valores como sus productos comunican la idea de inspirar a las personas para aprovechar todo su potencial y llegar cada vez más lejos.

Como vemos, aquellas fotografías e imágenes que van asociadas a la marca, su identidad, acciones de marketing, publicidad… emanan la fuerza de este territorio de competición y superación. Estéticamente, los juegos de luces y sombras, el contraste, color… son esenciales. Sin embargo, la actitud que muestran los sujetos fotografiados son imprescindibles para el mensaje (ya sean personajes anónimos como deportistas famosos).

En definitiva, se trata de dotar a la imagen de marca de una fuerza visual que la magnifique, que provoque en el consumidor una experiencia y sensaciones de motivación, competitividad y autosuperación. Que sienta al atleta que hay dentro de sí.

Territorio de marca nike

 

Territorio Marca de Nike

Central Lechera Asturiana: Naturalidad

En el caso de Central Lechera Asturiana, nos encontramos con una marca que según su territorio, tiene el objetivo de relacionar estrechamente su imagen y la calidad de su producto, con la naturalidad propia de las tierras asturianas, su manera de hacer, y de vivir la vida en el entorno más natural. En resumen: “Lo mejor por naturaleza

Por este motivo, una de las características más destacables de las fotografías e imágenes que se vinculan con esta marca, son los paisajes y entornos que se muestran en ellas, que refuerzan y comunican sus valores (una práctica también conocida como “brandscape”). En el imaginario de la propia marca, y al final en el del consumidor, se asocian estas fotografías de prados verdes y amplios campos asturianos con la leche que comercializan (y en definitiva, con la propia marca).

Tampoco podemos olvidar otros elementos que nos evocan estas mismas sensaciones, como las vacas lecheras (siempre muy presentes), o incuso los ganaderos asturianos. No hay mejor manera de mostrar con simplicidad la naturalidad de este proceso de obtención de la leche, “como el de toda la vida”. Alejando totalmente la imagen de la marca de la industrialización y las maquinarias.

En cuanto a matices más estéticos, siempre jugarán un papel muy importante los colores: tonos verdes intensos, azules y celestes vivos en el cielo, etc. Y por supuesto, la luz.

Territorio de Marca Central Lechera Asturiana

Territorio de marca de central lechera Asturiana 

Disney: Felicidad e inocencia

Una de las marcas más grandes y que ya se ha arraigado en el imaginario de cualquiera de nosotros: Disney. Por todos es bien conocida, aunque sea de manera inconsciente, su personalidad de marca y el territorio donde se engloba: la Felicidad. Una felicidad inocente, que se consigue a través de la magia, y en un entorno donde los sueños se hacen realidad.

Y eso es precisamente lo que expresa esta marca a través de todas sus imágenes y fotografías (no sólo las de sus películas y productos). El elemento central siempre será como hemos dicho la felicidad, pero siempre venida a consecuencia de la fantasía más pura. Por lo tanto, crean y comparten imágenes llenas de colorido, personajes entrañables, niños y familias, y siempre con sonrisas de por medio. Una fórmula simple pero que a la vez identifican a Disney de una manera infalible. En este sentido, también podemos señalar el uso de efectos en la imagen para evocar esa sensación “mágica.”

Territorio de marca Disney

 

Territorio de Marca de Disney