Soyunamarca

Difusión: Haz que tus productos y contenidos se compartan

26 mayo, 2015

Crear productos y contenidos que se quieran compartir debería ser el objetivo de cualquier empresa que quiera estar en redes sociales. La Difusión de cualquier elemento de la marca es un elemento fundamental del método de Marketing Líquido: Tener muchos fans está bien, pero es mucho mejor cuando son los mismos clientes los que comparten voluntariamente los beneficios de nuestra marca porque nos da credibilidad.

difusión

El objetivo, por tanto, de que nuestro cliente difunda contenidos sobre nosotros es dotar a nuestra marca de Credibilidad y lograr un mayor alcance.

¿Qué queremos compartir y por qué lo van a hacer?

Primero debemos definir qué es lo que queremos que la gente comparta y más importante: Por qué lo van a hacer:

  • Productos y Servicios: Porque es excepcional, por el diseño de su packaging, porque nos identificamos con la personalidad de la marca,..
  • Beneficios: porque ayuda a sus amigos y conocidos, porque desbloquean una promoción, porque aportan valor a su comunidad,…
  • Experiencias: Con los empleados, viven una experiencia diferente de consumo, les da estatus (comer en un restaurante con Estrella Michelin), un evento propio de marca o patrocinado, una producción de Branded Content, CRM con una oferta personalizada…

¿Quién queremos que lo comparta?

¿Cómo hacemos que lo comparta?

En la Web: Aquí dependerá del objetivo en sí de la web. Por ejemplo, si estamos dando un servicio freemium podemos dar ventajas a cambio de compartir o invitar a tus amigos (vimos algunos ejemplos en el post sobre Growth Hacking), si nuestro producto o servicio se consume en nuestro establecimiento, por ejemplo un restaurante, podríamos permitir a los que reservan en nuestra plataforma compartirlo a cambio de algún detalle en el restaurante (una caña de bienvenida, una degustación de aperitivos, etc.)

  • Dropbox o ManageFlitter dan ventajas en sus plataformas a cambio de invitar a usuarios o compartirlo en redes sociales respectivamente.

En un Post del Blog: Se puede desbloquear contenido extra en un blog a cambio de compartir el post, aunque siempre será mejor tener un post de calidad con un buen titular que sea compartido de forma espontánea por sus usuarios.

En los Emails: Recibir un email y reenviarlo a alguien que pueda interesarle no es algo muy común. ¿Recordáis las cadenas de emails que si no las seguías tendrías tropecientos años de mala suerte? Eran Spam y convertían a muchos de los usuarios que las recibían en spamers.

  • PepePhone: Solo envía emails para dar buenas noticias y siempre son claros en sus valores. Da gusto recibir un email y sus clientes “nos” sentimos orgulloso de compartirlo en nuestras redes:

https://twitter.com/soydelbierzo/status/509700966556659712

 

Una marca con valores: Te remito al ejemplo anterior de Pepe Phone, sin duda una Love Mark.

Producto: Un producto extraordinario tiene los motivos implícitos. Es el caso de Go Pro, si ves cualquier video de deporte extremo sabes que es suyo:

Otros productos permiten a los usuarios ser creativos:

Packaging: ¿Qué hay más bonito que hablen de uno mismo? Es lo que le sucedió a Coca Cola con sus latas con nombres.

En el sitio de venta: Instagram está lleno de fotos de comida extraordinaria, de establecimientos con decoración muy chula, de fotos junto al chef del restaurante de moda… cualquier detalle es importante para crear una experiencia que se comparta con orgullo.

¿Y si ponemos fácil a los clientes hacer fotos de nuestros platos?

También podemos invitar a los clientes a dejarse aconsejar por sus amigos:

Al recibir el producto: Soy fan de las mini cards de Moo cards, tienen varios puntos donde te invitan a compartir: uno es cuando haces tu pedido a cambio de un próximo descuento y otro cuando recibes el producto en tu casa: en este último te dan varios códigos de descuento para que se los des a tus amigos.

moo

[Tweet “El mejor incentivo para que tus clientes hablen de tu marca es hacer algo extraordinario”]