Las Comunidades de Marcas

Hace ya bastantes años las marcas controlaban la gran mayoría de mensajes que sobre ellas circulaban en el mercado a través de una comunicación unidireccional. La publicidad tradicional era la principal herramienta de comunicación corporativa. Los anunciantes no tenían su propia audiencia, interrumpían nuestros programas favoritos continuamente para trasmitir su mensaje en los canales mayoritarios…

Estrategia de contenidos para crear valor y posicionar tu marca

No importa si tenemos una marca corporativa o queremos potenciar nuestra marca personal, a la hora de diseñar nuestra estrategia de contenido debemos tener en cuenta que ésta va a ser, pasito a pasito, una forma de definirnos y de posicionarnos (y no sólo me refiero al SEO). El contenido es nuestra mejor herramienta para transmitir valor al mismo tiempo que mostrar nuestra personalidad y conectar con los corazones de nuestro target.

Social Media: Esto no va de Herramientas, va de conectar personas

Últimamente parece que solo se habla de Herramientas de social media, monitorizar, gestionar tweets, concursos, sorteos, seguir hashtags,… y sí, son importantes (Yo también he publicado posts sobre herramientas social media en este blog), pero manejar bien las herramientas no te hará ser buen Community Manager o tener una buena marca y siento que la Formación y la gran mayoría de contenidos sobre Marketing en medios sociales están más orientados a conocer las herramientas que tener una estrategia de branding coherente y relevante.

Las marcas y el branding personal ya existían antes de las redes sociales. Las herramientas no te convierten en marca, tu estrategia sí.

Storytelling en De Twitter al Cielo

Tengo el honor de haber colaborado en el nuevo libro del maestro Oscar Del Santo y del que estoy seguro marcará un antes y un después en libros sobre estrategia de marca personal en redes sociales. El libro se llama “De Twitter al Cielo” y en el colaboramos como co-autores (además del citado Oscar del Santo), Marco Conde; periodista deportivo que nos contará su experiencia en el programa Punto Pelota y un servidor.

Una marca comienza desde dentro

Erase una vez un hombre que, paseando por el campo, se topó con 3 albañiles ocupados apilando ladrillos. El hombre sintió curiosidad sobre lo que estaban construyendo por lo que preguntó al primer albañil. Éste respondió molesto que estaba ocupado colocando ladrillos y no estaba muy dispuesto a ayudar, así que el hombre se dirigió al siguiente albañil para preguntarle de nuevo sobre lo que estaban construyendo. El segundo albañil le lanzó una rápida mirada y le contestó que estaban ocupados construyendo un muro. Cansado y frustrado por no conseguir una respuesta a su pregunta observó al tercer albañil; Trabajaba y silbaba feliz como si disfrutara, así que le dio una oportunidad y le preguntó por última vez. El tercer albañil se detuvo, secó su frente y con orgullo respondió: “Estoy construyendo la nueva Catedral del Pueblo“.

Todos son diferentes menos tú

Sí, vale, este título no tiene sentido, pero es que me encanta lo absurdo y quería llamar tu atención, que leyeras el título y pensases: -mmm, no tiene mucho sentido pero… podría tenerlo. Y es que, analicemos por un momento esta frase “Todos son diferentes menos tú“: si todos son diferentes menos tú, significa que tú eres igual, ¿cómo ibas tú a ser igual? ¿igual a quién? Si eres igual a alguien, ya no será todo el mundo diferente, no?

A lo que quería llegar con esto es que se nos dice hasta la saciedad que tratemos de diferenciar nuestra marca personal y la mayoría siempre optamos por lo mismo; subir una foto con traje y corbata (aunque nunca lo llevemos), escribir en Linkedin que somos muy serios y profesionales y decir cosas en las entrevistas de trabajo como “mi mayor defecto es que me esfuerzo demasiado” Y está bien, muy pero que muy bien, si realmente eres así (de soso), pero has de saber que esto no te hace diferente, diferenciarte por algo que no eres te hace parecer igual a todos.

Tu marca necesita un enemigo

Coca Cola contra Pepsi, Mc Donalds contra Burguer King, Nocilla contra Nutela, Mac contra Pc… Las marcas más conocidas tienen enemigos y sus seguidores defienden a capa y espada su favorita: ¡O estás conmigo o estás contra mi! Sólo tienes que tomarte una cerveza con tus amigos para ver quién es más de iPhone y quién de Android o quien al pedir una Coca Cola en un bar y el camarero contestarle: “- Tenemos Pepsi” es capaz hasta de cambiar su elección a un vaso de agua.