Soyunamarca

Branding para ser un narcotraficante de éxito

30 octubre, 2013

Si eres un joven emprendedor con dudosa moralidad habrás llegado aquí movido por la curiosidad y tal vez a la espera de encontrar algunos consejos que te ayuden a tener éxito en tus negocios.

He de avisarte, joven emprendedor narcotraficante, que la Policía está monitorizando las visitas de este blog. No te alarmes, ya es tarde, has ganado un seguidor en tu cuenta de Twitter ( @policia ), así que siéntate y termina de leer este post tranquilamente mientras piensas en una buena coartada. Este post contiene la siguiente advertencia:

policia breaking bad

Sí, amigo, ahora todo tiene sentido, ¿verdad? quiero hablarte de, probablemente, la mejor serie de la historia. Una serie hecha para “emprendedores salidos de una crisis”: Breaking Bad.

La serie ha finalizado hace algunas semanas en EEUU y algunos nos sentimos todavía un poco huérfanos sin poder disfrutar de las aventuras de Walter White y Jesse Pinkman, pero contemos un poco su historia (atención, los siguientes elementos narrativos pueden contener spoilers):

Walter White era un mindundi, un don nadie con una aburrida vida, un mal pagado trabajo de profesor de química (sus conocimientos sobre la materia eran asombrosos) y para colmo, en el día de cumpleaños descubre que tiene un cáncer que probablemente le mate en unos dos años, siendo optimistas.

Gracias a su cuñado, que trabaja en la DEA (Drug Enforcement Administration  -Agencia Anti drogas), descubre lo lucrativo que puede llegar a ser la venta de drogas y comienza a plantearse una doble vida para dejar a su familia una buena suma de dinero para cuando él ya no esté. Hasta aquí su historia, su motivación para emprender (esto sucede en el episodio 1, así que no te quejes si crees que te he estropedo la serie), lo que da sentido a sus acciones y conectará con su audiencia.

Desde el punto de vista del Branding hay valiosas lecciones que podemos sacar de esta magnífica serie. Toda marca debe responder a estas 3 preguntas: ¿Quién soy? ¿Qué hago? ¿Por qué soy importante para ti? y respaldarlo con una realidad de producto que soporte la realidad emocional.

Walter White consiguió hacer una marca de garantía a través de su reputación con su nombre “artístico”, Heisenberg, un nombre que infundía respeto por las historias que se oían en las calles. Su marca se convierte en garantía de la mejor calidad. Su fama es tal que hasta le componen un narcocorrido, canción típica que habla de los narcos:

Valores y Atributos

En un mercado donde no hay diferenciación, dónde sólo hay marca blanca, aparece un producto con un precio superior, ¿por qué? porque es azul, ¿por qué? porque la forma de producirlo le da ese color y es garantía de pureza.

El color azul será parte del imaginario de marca, “la meta azul” es garantía de calidad.

Competencia

Esto es un poco más complicado que en un mercado legalizado, donde si te metes en el territorio de tu competencia no pueden matarte de un balazo. Hacer benchmarking aquí, no sólo es necesario para encontrar tu espacio, también lo es para no morir en el intento. ( Benchmarking: buscando nuestro sitio )

La mejor opción es colaborar con tu competencia, ellos ya tienen un canal de distribución establecido y les hará falta un producto Premium para los más exigentes.

Influencers y Early Adopters

Son necesarios para enseñar a consumir a la comunidad, los que se identifican con los valores de la marca y los que funcionan como referente. No puedes dirigirte de repente al mercado en masa, debes seleccionar a aquellos que conectan con la comunidad.

Comunidad

Para tenerla es importante comunicar el porqué, lo que da sentido a la marca, la historia y los valores que cuentan “porqué soy relevante para ti” y generan engagement.

La mayoría de empresas sabe qué hace (productos) y algunas saben cómo lo hacen (productos de calidad aceptable que se distribuyen en los peores barrios de la ciudad) pero sólo las marcas líderes saben porqué lo hacen. Aquí puedes pensar que el porqué es Ganar Pasta y te equivocas, eso es un resultado que viene de la actividad empresarial, el porqué es algo más emocional. En este caso particular podríamos decir:

Qué hago: Metanfetamina con más de un 96% de pureza

Cómo lo hago: Con una formula especial que materias primas de la mejor calidad del mercado.

Porqué lo hago: Para proteger y cuidar a los que nos importan.

La motivación principal de Walter White fue cuidar de su familia, resolver sus problemas financieros para que no tuvieran que preocuparse cuando él no esté. Esta es su historia y así se refleja en el producto, ¿cómo…?

Para una empresa ilegal parece que “proteger y cuidar de los que nos importan” no tiene mucho sentido, pero fíjate que es coherente al hacer un producto de gran pureza, ya que hay menos probabilidades de provocar un “chungo” por mezclar el producto con otras sustancias.

Ahora, lee la propuesta de valor partiendo de “porqué lo hago”:

Para proteger y cuidar de los que nos importan, con una formula especial que utiliza las materias primas de la mejor calidad del mercado, hacemos Metanfetamina con un 96% de pureza.

Parece mentira que se trate de una sustancia ilegal, pero esto le confiere un sentido a la marca, no vendes “metanfetamina” sin más, lo haces por algo y ese algo es lo que conecta con tu público. Son capaces de gastar más por su salud y porque hay gente que les importa. Si son capaces de comunicar esa propuesta de valor en todos los puntos de contacto serán una empresa líder.

Esta es la diferencia entre Coca Cola y cualquier marca blanca, porque estoy seguro de que nadie quiere vivir en un mundo sin Coca Cola, ¿verdad?

 

[attention title=”Nota Informativa”]Ninguna droga ha sido consumida en la elaboración de este post ni ningún otro de este blog. De hecho, recomendamos no consumirlas mientras lo lees, podrías tomarte demasiado en serio lo que no lo es y dejar pasar por alto las lecciones de Branding. A veces, si no encuentras la solución es que todavía no has roto ninguna regla.[/attention]