Storytelling en De Twitter al Cielo

Tengo el honor de haber colaborado en el nuevo libro del maestro Oscar Del Santo y del que estoy seguro marcará un antes y un después en libros sobre estrategia de marca personal en redes sociales. El libro se llama “De Twitter al Cielo” y en el colaboramos como co-autores (además del citado Oscar del Santo), Marco Conde; periodista deportivo que nos contará su experiencia en el programa Punto Pelota y un servidor.

Una marca comienza desde dentro

Erase una vez un hombre que, paseando por el campo, se topó con 3 albañiles ocupados apilando ladrillos. El hombre sintió curiosidad sobre lo que estaban construyendo por lo que preguntó al primer albañil. Éste respondió molesto que estaba ocupado colocando ladrillos y no estaba muy dispuesto a ayudar, así que el hombre se dirigió al siguiente albañil para preguntarle de nuevo sobre lo que estaban construyendo. El segundo albañil le lanzó una rápida mirada y le contestó que estaban ocupados construyendo un muro. Cansado y frustrado por no conseguir una respuesta a su pregunta observó al tercer albañil; Trabajaba y silbaba feliz como si disfrutara, así que le dio una oportunidad y le preguntó por última vez. El tercer albañil se detuvo, secó su frente y con orgullo respondió: “Estoy construyendo la nueva Catedral del Pueblo“.

Todos son diferentes menos tú

Sí, vale, este título no tiene sentido, pero es que me encanta lo absurdo y quería llamar tu atención, que leyeras el título y pensases: -mmm, no tiene mucho sentido pero… podría tenerlo. Y es que, analicemos por un momento esta frase “Todos son diferentes menos tú“: si todos son diferentes menos tú, significa que tú eres igual, ¿cómo ibas tú a ser igual? ¿igual a quién? Si eres igual a alguien, ya no será todo el mundo diferente, no?

A lo que quería llegar con esto es que se nos dice hasta la saciedad que tratemos de diferenciar nuestra marca personal y la mayoría siempre optamos por lo mismo; subir una foto con traje y corbata (aunque nunca lo llevemos), escribir en Linkedin que somos muy serios y profesionales y decir cosas en las entrevistas de trabajo como “mi mayor defecto es que me esfuerzo demasiado” Y está bien, muy pero que muy bien, si realmente eres así (de soso), pero has de saber que esto no te hace diferente, diferenciarte por algo que no eres te hace parecer igual a todos.

Tu marca necesita un enemigo

Coca Cola contra Pepsi, Mc Donalds contra Burguer King, Nocilla contra Nutela, Mac contra Pc… Las marcas más conocidas tienen enemigos y sus seguidores defienden a capa y espada su favorita: ¡O estás conmigo o estás contra mi! Sólo tienes que tomarte una cerveza con tus amigos para ver quién es más de iPhone y quién de Android o quien al pedir una Coca Cola en un bar y el camarero contestarle: “- Tenemos Pepsi” es capaz hasta de cambiar su elección a un vaso de agua.

Los 4 elementos del Storytelling para la creación de marcas

Una historia no se puede dividir en pequeñas partes, no tendría sentido analizar cada elemento por separado porque sólo una historia completa da sentido a quién la cuenta. Sin embargo, Hay 4 elementos básicos que conforman cualquier historia por compleja que sea y que, desde el principio de los tiempos y en todo tipo de situaciones, se están utilizando para el arte que envuelve todos los artes: contar historias.

El Storytelling (la narrativa) no es un concepto nuevo en publicidad o marketing. Agencias llevan utilizándolo décadas en sus campañas publicitarias (anuncios de televisión, cuñas de radio, folletos, packaging,…) pero es ahora, cuando la comunicación entre personas y marcas se hace a tiempo real cuando se hace necesario que sean los propios usuarios los que se conviertan en protagonistas y contadores de las historias de las marcas.

El storytelling es el Arte de dar sentido, es el porqué se hace lo que se hace. Es el motivo para conectar.

Emprender no es ni difícil ni fácil: hay que cambiar el chip

Hoy hace ya dos años desde que dejé un trabajo estable y bien remunerado para emprender. Siempre quise ser mi propio jefe y simplemente decidí que era el momento adecuado. Cuando lo comenté a amigos que ya llevaban años con sus negocios me dijeron que estaba loco, que el consumo había bajado mucho y que esperase un poco: – ¡Aprovecha que tienes trabajo, no seas tonto!

6 claves para convertirte en Jedi del Branding

Lo confieso, soy un friki, he visto toda la saga de Star Wars una veintena de veces y para mi, tradición es ver la trilogía de El Señor de los Anillos en versión extendida, con mi padre, durante las fiestas navideñas. Cuando estaba en la Universidad jugaba a rol todas las noches de los viernes, inventábamos historias, personajes, trasfondos y vivíamos la evolución de nuestros personajes como si fueran nuestros hijos. Tengo un Plan de Crisis para cuando llegue el holocausto zombi y el libro “Zombi, guía de supervivencia” subrayado. El coche de mis sueños es un DeLorean con un condensador de Fluzo y he intentado mover objetos con la mente como si fuera un caballero Jedi.