Caso práctico. Cómo minimizar los daños de un “link-bomb”

Empecemos por el principio, cuando hablamos de SEO también hablamos de links, links entrantes, links salientes, en definitiva, links.

La influencia de un buen link puede ser muy beneficiosa para el posicionamiento de nuestra web en los motores de búsqueda. Todos somos muy felices cuando una buena página nos señala, pero ¿qué pasa cuando no es buena, y no es una, sino que son mil?

Esto puede ser un “Link-Bomb”, un montón de links salientes hacía tu web, sin ningún tipo de sentido y, cómo en el caso de Trendhim, referentes a pornografía.

link bomb

Caso Real. El “Link-Bomb” hacia Trendhim

Hoy vamos a contar un caso real, y a partir de este caso real vamos a desglosar los pasos que debemos dar en caso de ser víctimas de un “Link-Bomb”. Allí va el caso:

Era un día normal de verano en la oficina, todos estaban trabajando en sus tareas, estado de la web, links nuevos, visitas recibidas, etc. algo normal en cada día. Cuando fueron a comprobar los nuevos links, allí fue cuando la oficina entera se congeló.

Fue en ese momento cuando se dieron cuenta que su página web había sido víctima de un “Link-Bomb”

Se quedaron perplejos, no podían creer lo que veían. Nunca habían sabido de nadie cercano que le hubiera pasado, sí que habían escuchado rumores sobre que era una estrategia que seguían algunos competidores para deshacerse de otros, pero nunca pensaron que les pasaría de verdad.

Lo que había pasado era que había una cantidad exagerada de links apuntando hacia la web de Trendhim, donde el “anchor text”, la palabra donde estaba el link, era en referencia a pornografía.

trendhim

¿Por qué es tan negativo para una página web?

Esto podía afectar muy negativamente a la web, ya que Google comprueba que tipo de links apuntan hacia tu web, así que eso solo significaba que, o trabajan rápido, o Google penalizaría la web en sus posiciones en los motores de búsqueda, porque toda esa cantidad de links no eran de calidad y Google penalizaría la página repercutiendo en su posicionamiento web.

El link-building es una técnica de SEO que sirve para mejorar el posicionamiento web, ya que es una de las cosas que se deben tener en cuenta, los links que enlazan hacia tu web, ya que, si otra página habla de ti, Google interpreta que eres relevante.

Es como cuando estas en el instituto. Si la gente habla bien de ti, serás del grupo de los populares, en cambio, rumores negativos, cómo un “link-bomb”, puede hacer que tu estancia en el instituto sea una tortura.

Es importante tener una buena red de enlaces para mejorar tu reputación a los ojos de Google, por lo tanto, interesa tener enlaces de páginas buenas y de calidad.

Un “Link-Bomb” es una cantidad masiva de links apuntado a tu página, con contenido “problemático”, y esto, no lo quieres.

¿De dónde vienen estos “Link-Bomb”?

De servidores indios o chinos. No son posibles de rastrear. Y cuestan muy poco a quiénes quieren jugar sucio contra los competidores. Están valorados en 80 dólares, así que están al alcance de cualquiera.

¿Cómo lo solucionaron? Claves para enfrentarse a los ataques

Debemos ser rápidos y ponernos manos a la obra rápidamente. Vamos a dividir las tareas en 3.

  1. Online

Aquí vamos a buscar “Links malos”, usando un software externo, como es ahrefs.com y Google’s Search Console. Ambos te dirán quién te está apuntando con un enlace.

Una vez identificados, se deben subir a “Google Unwanted List – The Disavow Tool”. Es una herramienta para que Google sepa que estos links no los consideras buenos, y que no los quieres.

También se debe comprobar si has sido hackeado, que no sería de extrañar. Compruébalo todo.

Google tiene un servicio donde se pueden reportar este tipo de problemas. Repórtalo, para que sepan que eres consciente de esa cantidad de links que no quieres. Tareas online finiquitadas.

  1. Materia legal

El siguiente paso sería llamar la policía y a la compañía de seguros, pero ¿cuál será la respuesta? Que no pueden hacer nada. No hay ningún tipo delictivo que tipifique estas acciones. En el caso real de Trendhim, el encargado intento explicar a la policía que es el “SEO negativo” pero no sirvió de nada, porque no existía este tipo delictivo.

Los crímenes virtuales de momento no están tipificados, pero a la larga deberán estarlo, ya que el mundo digital cada vez está creciendo más y se tendrá que buscar una solución a este tipo de problema.

Lo mismo ocurre con la compañía de seguros, no se hará cargo de nada, ni perdida de beneficios, en el caso que los hubiera, ni ayuda para solventarlo.

  1. Contactar con los propietarios de las webs

La última tarea es contactar a los propietarios de las webs.

Muchas de esas páginas habrán sido hackeadas, en otras palabras, los propietarios de las webs tampoco sabrán que ha pasado.

Así que la tarea consistirá en contactar uno por uno los propietarios para que borren el artículo donde se encontraba ese link. La mayoría os ayudarán, todos sabrán el problemón que supone ser atacado con un “Link-Bomb”.

Una vez hecho esto solo queda esperar haber sido rápido, y que Google no te penalice, o si lo hace, las repercusiones sean las mínimas.

Adriana Vàzquez FarràsAutora Invitada

Adriana Vàzquez Farràs, una jurista enamorada del Marketing Online. Expatriada en Dinamarca.